13 de Septiembre de 2017

Asturias. Educación cifra en 1.106 las plazas de la tasa de estabilización

Serían 702 de maestros y 404 de Secundaria y FP. Los sindicatos creen que son «insuficientes» para reducir al 8% el número de interinos.

Primeras cifras concretas de la Oferta Pública de Empleo en Educación de 2017. La consejería trasladó ayer a los sindicatos su propuesta de aplicación en Asturias del Acuerdo para la mejora del Empleo Público firmado el pasado mes de marzo por sindicatos y Gobierno central, que contempla 1.106 plazas en la denominada tasa adicional para la estabilización de empleo temporal. Para llegar a esa cifra se contabilizan todas las vacantes con dotación presupuestaria que hayan estado ocupadas por funcionarios interinos los tres últimos años. Según detalló ayer Suatea, son 702 de maestros, 284 de profesores de Secundaria, 72 de Formación Profesional (FP), 24 de Música y artes escénicas, 5 de Escuelas Oficiales de Idiomas, 15 de Artes plásticas y diseño y 3 de Maestros de taller.

Las oposiciones que se convoquen en 2018 (Secundaria) y 2019 (Primaria) ofertarían esas 1.106 plazas más las correspondientes a la tasa de reposición, esto es, las derivadas de las jubilaciones de profesores, que en el ámbito docentes es del 100%. Según cálculos de ANPE, resultarían unas 725 plazas en Secundaria y unas mil en Primaria. «No nos cuadran los números», dicen desde el sindicato educativo.

Tanto ANPE como Suatea y UGT califican de «insuficiente» y «muy por debajo de las expectativas generadas» la propuesta con la que la Consejería de Educación se presentó a la reunión de ayer. Y cuestionan que esas cifras permitan reducir la temporalidad en la educación asturiana -del 30% aproximadamente- al 8%, como preveía el acuerdo estatal.

También coinciden las organizaciones sindicales en la necesidad de que el proceso selectivo reconozca y valore la experiencia docente del personal interino y así se lo trasladaron a la consejería para que la haga constar en la Conferencia Sectorial de Educación, ya que la regulación del sistema de oposiciones es de competencia estatal. En este sentido, UGT demanda que las pruebas no sean eliminatorias, que se incremente la fase de concurso frente a la de oposición en la calificación global respetando el equilibrio de méritos, capacidad e igualdad, que no se modifique el temario y un aumento de la optatividad para elegir el tema y la unidad didáctica que deben defender los opositores.

ANPE también reclamó la convocatoria de plazas de acceso a cátedras, por las que muchos profesores de Secundaria llevan aguardando dos décadas. El jueves los sindicatos están llamados a una nueva reunión con la consejería.

Fuente: elcomercio.es