11 de Julio de 2017

Madrid. Recurren las oposiciones a maestro por trato desigual

En la prueba de comprensión oral de inglés algunos opositores tuvieron hasta cinco minutos para leer el examen antes de escuchar el audio, otros tuvieron que mantener el texto boca abajo hasta que comenzó a sonar.

El primer examen de las oposiciones al cuerpo de maestros se celebró el pasado día 24 de junio. Por la especialidad de inglés se presentaron unas cinco mil personas que, para realizar la prueba, fueron divididas por tribunales. El examen constaba de tres partes: cultura general, examen práctico de inglés y teórico del temario. El segundo es el que ha dado lugar a la presentación de los recursos.

Eduardo García lleva dos años dando clases en Chicago. Tenía muy claro que la parte del examen práctico le iba a salir bien hasta que llegó el momento: "Pusieron unos altavoces, pequeños y de baja calidad, encima de unas sillas, cosa que ya nos pareció bastante tercermundista, para emitir el audio. Entre el mal sonido y que teníamos las ventanas abiertas para hacer corriente porque no había aire acondicionado y estábamos en plena ola de calor, pues era bastante difícil entender lo que se decía. El sistema de audio era penoso y claro, oían mejor los que estaban delante que los que estaban detrás.

La prueba de comprensión oral, el ‘listening’, es un ejercicio de audio. "Te ponen un sonido en inglés, nos cuenta Eduardo, y después tienes que contestar una serie de preguntas. Pueden ser preguntas, para rellenar espacios que no vienen en el texto, o pueden ser cuestiones para desarrollar. El problema, y es lo que recurrimos, es que en algunas aulas el responsable del tribunal dejó tiempo a los opositores para leer el examen, mientras que en otros teníamos que mantener la hoja del examen hacia abajo hasta que comenzara a sonar la audición. Esto es una ventaja enorme de unos sobre otros."

"Cuando salimos del examen", recuerda Eduardo, "se formaron varios corrillos y todos comentábamos lo mismo. Un grupo decidimos presentar un recurso de alzada ante la Consejería. No queremos que se anule el examen y fastidiar al resto de nuestros compañeros, lo que queremos es que nos den la oportunidad de volver a hacer esta prueba para poder seguir adelante con el resto del proceso. Algunos de los compañeros que presentan el recurso han aprobado el 'listening' pero tienen claro que con otras condiciones hubieran sacado mejor nota.

Los opositores tomaron la decisión de presentar recurso de alzada tan pronto salieron del examen. Contrataron un abogado que les ayudó a formular el recurso y lo presentaron justo el día que se conocieron las calificaciones provisionales. Ahora quieren que la consejería de Educación lo resuelva con urgencia, si lo hace de forma positiva y les repite la prueba, el jueves podrían continuar con el resto del proceso de oposición.

Desde la Consejería de Educación aseguran que el criterio a aplicar por los tribunales era el de dejar tiempo previo a la audición para que se leyese la prueba y que ese criterio fue cumplido por los 94 tribunales que conformaban el desarrollo de las oposiciones.

Fuente: cadenaser.com